—Tanta felicidad me pone histérica —me dijo… y me conquistó (como a Solari). La conversación con Majo, hermana de la tribu, mas o menos, arrancó de esa manera.

error: Contenido protegido por derechos de autor.