¿Cómo embarazarse fácilmente? A veces no se puede.

Podría terminar esto con esa respuesta y creo que todos estaríamos satisfechos.

Ok, ok, ok. “Vamo a calmarno”, como reza un meme del 2016 con la figura de un Pikachu Pokemon (gracias, Luz!).

Hace poco se compartió una nota con este mismo título en nuestro grupo de Facebook Fertilidad en Tribu.

Y muy a pesar de que la nota en sí misma brinda información que cualquier mujer que esté buscando hace más de un año y no sea analfabeta (o sea que haya leído algo alguna vez), mas o menos ya sabe; se armó revuelo por el título.

Sí, por el título.

Es que el error estuvo en compartirlo en un grupo de personas que ya superaron esa reventadísima etapa, y en la que el “fácilmente” se usa para cosas como:

  • Colocarte la progesterona fácilmente.
  • Inyectarte heparina fácilmente sin que te queden moretones.
  • Superar el décimo tratamiento de alta complejidad sin querer mandar fácilmente todo al carajo.
  • Llegar a la segunda semana de estimulación y no llorar fácilmente por cualquier cosa.
  • Cómo decirle fácilmente a ese pelotudo que ya me relajé y que no funciona así.
  • Explicarle fácilmente al empleado de auditoría de la obra social para que entienda la ley de Reproducción Asistida.

Bueno, claro que el título es un imán para novatos y seguramente esa nota obtenga cientos de lecturas, porque muchas veces esperamos la respuesta milagrosa, algo que no hayamos visto antes y nos ayude, alguien que nos comparta la fuente de sabiduría como el secreto mismo de la vida y nos resuelva el fucking ciclo fallido, negativo y frustrante… de manera fácil, sencilla… ¡JA!

Y cuando aparecen notas como esas, o como cuando te quieren vender el extracto de papaya con antioxidantes para quedar embarazada en menos de tres meses, o el libro de autoayuda que en 15 pasos te enseña a cómo, cuándo y en dónde tener sexo para conseguir un embarazo seguro; es lógico que a todas nos hiervan los estrógenos, las luteinizantes y las foliculoestimulante. El lógico.

¡Ay hermana!… no existen recetas milagrosas, y si llegaste hasta acá es porque nada ha sido fácil en tu camino. Y seguramente la cosa no se ponga mucho mejor con el tiempo, hasta que sí funcione, hasta que sí llegue el positivo y 42 semanas de gestación sana. Va a llegar, no te rindas.

Lo que sí podés hacer para que este camino sea menos empinado, es sumarte de herramientas que te ayuden a transitarlo. Que sea un libro, que sea un grupo de apoyo, que sea en internet, que sean talleres, que sea terapia… pero que nunca sea la CULPA, las noticias engañosas, los títulos llamativos, ni la mar en coche.

Puede que sea fácil errarle a las palabras, puede que haya mucho realizado adrede, pero que nada, ni nadie, te quite la opción que tenés de REIRTE FÁCILMENTE DE TODO.

Comentarios en Facebook

Dejar un comentario